Medio Ambiente

ONU a Suecia: La mina a cielo abierto pondrá en peligro las tierras indígenas y el medio ambiente

Expertos en derechos humanos de la ONU[1] instaron hoy a Suecia a no otorgar una licencia para una mina de mineral de hierro en la región de Gállok, hogar del pueblo indígena Sami, diciendo que la mina a cielo abierto generará grandes cantidades de contaminación y desechos tóxicos, y ponen en peligro el ecosistema protegido, incluida la migración de renos.

El proyecto propuesto por la empresa británica Beowulf Mining y su filial sueca Jokkmokk Iron Mines AB está cerca del sitio del Patrimonio Mundial de Laponia en la parte más septentrional del país.

“Estamos muy preocupados por la falta de consultas de buena fe y la imposibilidad de obtener el consentimiento libre, previo e informado de los sámi, y por los riesgos significativos e irreversibles que el proyecto Gállok representa para las tierras, los recursos, la cultura y los medios de vida de los sámi”, dijeron los expertos.

Una mina a cielo abierto generará grandes cantidades de polvo que contiene metales pesados, y el depósito de desechos tóxicos en las balsas de relaves tendrá un impacto en el medio ambiente y las fuentes de agua, dijeron. El intenso transporte diario de concentrado de hierro por ferrocarril y carretera afectará directamente a los sámi y su sustento y cultura, ya que se cortarán las rutas migratorias tradicionales de los renos. El impacto en la práctica de pastoreo de renos pondría en peligro la inclusión del área cercana de Laponia en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La existencia y el desarrollo de la cría de renos es una condición fundamental para la supervivencia de la cultura sámi. El pastoreo de renos, que según la ley sueca es un derecho garantizado al pueblo sámi, sigue siendo una fuente principal de sustento en la zona.

Advertisement

“Ha habido una evaluación y un reconocimiento insuficientes del daño ambiental que causará la mina”, dijeron los expertos, y agregaron que el gobierno ha asumido obligaciones legales internacionales para proteger los derechos de los pueblos indígenas y el medio ambiente.

Los organismos de expertos internacionales han planteado reiteradamente su preocupación al gobierno sueco por la falta de respeto de las normas internacionales y los derechos de los pueblos indígenas en la legislación nacional, en particular la Ley de minerales y el Código ambiental.

“Esto tiene graves consecuencias para los sámi, ya que se han emitido concesiones mineras sin consultar o sin el consentimiento de las comunidades afectadas”, dijeron los expertos de la ONU. “Históricamente, el equilibrio de intereses establecido en el Código Ambiental ha pesado a favor de la ganancia económica y el cabildeo de las empresas extractivas”.

Después de años de debate y negociaciones, el 27 de enero de 2022, Suecia promulgó una ley nacional sobre consulta, que exige que las autoridades administrativas gubernamentales y estatales consulten a los representantes del pueblo sámi antes de tomar decisiones sobre asuntos que puedan ser de particular importancia para los sámi.

“Si bien la ley aún no está en vigor, hacemos un llamado a Suecia para que construya futuras relaciones de buena fe con los pueblos indígenas a nivel nacional, basadas en el reconocimiento de su herencia cultural y medios de vida tradicionales”, dijeron los expertos. “La decisión de no aprobar el proyecto Gállok puede demostrar un cambio decisivo respecto de las injusticias del pasado.

Advertisement

“Los pueblos indígenas y sus conocimientos son vitales para la gestión ambiental sostenible de los recursos naturales y la conservación de la biodiversidad, ambos elementos esenciales para combatir el cambio climático y cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible sobre la acción climática y la conservación de la biodiversidad”.

 

Los Relatores Especiales

Los Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el cuerpo más grande de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo que se ocupan de situaciones específicas de países o problemas temáticos en todas partes del mundo. Los expertos en Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven a título individual.

[1] Los expertos: José Francisco Cali Tzay (Guatemala) es el Relator Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas. Es Maya Kaqchikel de Guatemala, con experiencia en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, tanto en Guatemala como a nivel de Naciones Unidas y la OEA. Es profesor de derecho en la Universidad de Arizona. David R. Boyd (Canadá) es el Relator Especial sobre derechos humanos y medio ambiente. Es profesor asociado de derecho, política y sostenibilidad en la Universidad de Columbia Británica.

Advertisement

 

Elena Rusca

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software