Política Portada

Izkia Siches, lapidada por la prensa canalla y la UDI

La lapidación de la ministra del Interior, Izkia Siches, nos puede dar una idea de la campaña que tiene preparada la oposición para el gobierno. Es una pequeña muestra del poder que tiene la derecha y su imbricación con los medios de comunicación, desde los grandes generadores de contenido, como los diarios tradicionales, algunos canales de TV y radios, a los amplificadores y reproductores en las redes sociales. Al final del día, bajo la apariencia de pluralidad, lo que hay es un coro y una sola versión. Lo mismo aquí, con nuestras pequeñas y domésticas discusiones, que en el coro global y la única versión de la guerra.

La versión narrada por los medios, con titulares hirientes, irresponsables y editoriales malintencionados que ya piden su renuncia,  ha lapidado a la joven ministra. El caso está lleno de matices y es de bastante menos intensidad. Una simple observación es que estos mismos medios  jamás levantaron una crítica seria al UDI Andrés Chadwick  o al Evópoli Gonzalo Brumel por su responsabilidad directa en evidentes violaciones a los derechos humanos. Un error al presentar una documentación no contrastada no es comparable con las decenas de muertes y cientos de mutilados por agentes del orden.

La idea no es establecer comparaciones, pero sí apuntar hacia esta prensa que con esta demuestra que es una extensión política. Porque en esta furiosa campaña está la mano larga de la UDI y por extensión lo que queda de los despojos del piñerismo. Izkia Siches se atrevió a tocar nada menos que a Rodrigo Delgado y a uno de los hermanos Bellolio en medio de un papeleo que ofrecía más de una versión de los hechos. Pero la prensa está ya comprometida, o comprada, con la versión de Delgado. En un par de días solo se habla de Siches y solo opina la derecha.

El error de Siches al afirmar al acusar irregularidades en la deportación de migrantes venezolanos por el gobierno anterior fue sin duda eso, un error. Pero también pudo ser una trampa. El Servicio Nacional de Migraciones en una declaración publicada ayer comunicó que “en una reunión realizada el día 25 de marzo, la Directora Subrogante del anterior Director del Servicio, informó en una reunión en el Ministerio del Interior que los ciudadanos venezolanos habrían embarcado y viajado a Venezuela, no habiendo sido admitidos en ese país y retornando a Chile. Esta información errónea fue transmitida por la Ministra del Interior y Seguridad Pública a la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Honorable Cámara de Diputadas y Diputados de Chile”. En razón de estos hechos, el nuevo director, Luis Eduardo Thayer que asumió la semana pasada, ha solicitado la apertura de una investigación sumaria para determinar eventuales responsabilidades.

Esa es la versión del gobierno. Alvaro Bellolio, el director anterior, en una entrevista sobre el caso dijo que “es difícil tener el detalle, pero claramente ocurrió una descoordinación al no validar la información con la PDI, quienes son los encargados de materializar las expulsiones, y se podría haber preguntado mayor detalle al Ministerio de RR.EE. sobre las solicitudes y permisos que gestionan con los gobiernos que reciben a sus nacionales expulsados”.

Advertisement

Bellolio no apunta a la causa original: la entrega de información falsa por la directora que lo reemplazó. Ese espacio queda en plena opacidad y es lo que investiga el nuevo director del servicio. Pero la prensa ya instaló la opinión de la UDI.

 

Por Paul Walder

 

 

Advertisement

 

 

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Periodista

Related Posts

  1. Margarita Labarca Goddard says:

    Aquí la cosa es sencilla: el problema no es Izkia Siches que se pudo equivocar por muchas razones. La culpa la tiene la prensa, sobre todo El Mercurio y su cadena, que hasta ahora recibe toda la propaganda y los avisos fiscales. Ya he hablado muchas veces de este asunto.
    Resulta indispensable que este gobierno reparta equitativamente el avisaje fiscal entre todos los medios de prensa que hay o debería habar en el país, y se deje de sostener a El Mercurio, pues este diario y su cadena apoyaron descaradamente al golpe de estado cívico militar de 1973.
    Por otra parte, el entonces dueño y director de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, viajó a Estados Unidos para pedirles a Nixon y a Kissinger que intervinieran en Chile para derrocar al gobierno legítimo de Salvador Allende e incurrió así en lo que en todos los países del mundo se llama traición a la patria.
    No se entiende por qué el gobierno, el que sea, le sigue dando sus avisos a El Mercurio.
    Que MAÑANA MISMO se deje de apoyar a El Mercurio y a su cadena y que se financie o se cree una prensa independiente, de izquierda, gubernamental o lo que sea, para poder oponerse a estas campañas mentirosas que la prensa canalla nos endilga a cada momento.

  2. Serafín Rodríguez says:

    Aunque el actual gobierno no es ningún santo de mi devoción —Boric no resultó electo por votos propios sino que que por defecto, gracias a los votos mayoritariamente contra Kast y la absurda dispersión de votos con una tropa de candidatos inviables en 1a vuelta—, las críticas contra Izkia Siches son muy injustas pues en el fondo la importancia de sus equivocaciones es bastante ínfima en comparación a los desafíos que enfrenta. De otra manera, como profesional todo su accionar fue siempre impecable. Personalmente, esperaba que estaría en Salud y Jackson o alguien como él en Interior. En los tiempos que corren, Interior no es un Ministerio para profesionales honestos que se plantean en base a lo que creen y saben en un momento determinado, sino que para tales por cuales oportunistas. De esos cuasi innombrables, hay una larga lista desde septiembre de 1973.

  3. Walder defendiendo a la responsable de las 50 mil muertes por covid, los cientos de miles con Covid largo. Walder defendiendo a Siches, con un ministerio del interior con pinochetistas. Walder defendiendo a Siches, defensora de la represión a los estudiantes. Y Labarca Goddard acompanhando.

    Hasta cuando siguen hueveando con la derecha, la udi y El Mercurio, si hasta demócratas burgueses como Felipe Portales hablaban de “las dos derechas” hace solo un 1 anho? Hasta cuando siguen con la mentira y el encubrimiento, si Lavín se declaraba bacheletista-aliancista hace más de una década, el PC integró ministerios bajo Pinhera, Lavín se referenciaba en las farmacias populares de Jadue y el mismo programa presidencial de Jadue fue elaborado por el hijo del Carmona, quien trabajab en una comisión laboral creada y apadrinada por el gobierno de Pinhera hasta oct 2019?

  4. Gino Vallega says:

    Los políticos honestos, que los hay, no pueden pelear contra el poderoso fascismo chileno, que maneja el dinero, los “uniformes” y la prensa canalla. La magnificación de errores pueriles por los amarillos y mantecatos derechistas es más fuerte
    que la dignidad y suspensión de la corrupción pedida por el pueblo. El “buenismo” izquierdista para no ser llamadosa anti demócratas, es un infantilismo que se debe ganar peleando!

  5. Cucho Zorricueta says:

    Es cierto que la ultraderecha se va a aprovechar de cualquier error o problema que tenga el gobierno y lo va a magnificar para sacar dividendos políticos, pero eso no quiere decir que nosotros no seamos capaces de ver la realidad y hacer la autocrítica. La ministra ha actuado como una adolescente que llega a una nueva casa sin saber donde está el tablero para cortar la energía eléctrica y la llave de paso del agua. Más encima con asesores de poca calle que tampoco se dieron cuenta que cuando uno entra a la administración pública la mayoría jura que trabaja para el Estado y no tienen posición partidaria-política , lo cual generalmente es falso. Sin duda la ministra es responsable por las cabezas de pescado que habló respecto a los datos que entregó, pero también y sin duda hay culpables directos por acción ú omisión que han entregado datos incorrectos ( Hay que darles la PLR sin asco por malditos ). La ministra Siches tampoco supo enfrentar la situación , ella debió haber llamado a una conferencia de prensa de inmediato y con la misma pachorra que entregó la información incorrecta, haber dicho : Nunca imaginé que de una repartición pública tan importante se me entregue información falsa, pido disculpas al país y exijo conocer a los culpables de éstos hechos. Pero no lo hizo. Se puso a dar la hora por twiter y ahora se anda arrancando de los periodistas como una adolescente asustada. Penca los asesores de la ministra, inocurrentes , cómo no chequearon la información con algunos cruces. Tampoco había necesidad de que ella se pusiera a abrir la boca sobre ese tema . Debió haber tirado a la pelea a la vieja que está de directora subrogante , ( y así no se habría quemado ) pero no, su gran coeficiente intelectual le aconsejo que tenía un Misil Hipersónico para usarlo, el cual al lanzarlo borraría las otras imprudencias que ha cometido. Ahora como castigo sugiero que la manden a barrer el patio de la Moneda con un cepillo de dientes junto con sus asesores y habrá que darle otra oportunidad si es que se puede.

  6. Difícil no presumir , fundadamente, que se le entrego esa información expresamente de manera artera para ponerla en la situación compleja en que se encuentra por este hecho.
    Seguramente seguirán sucediendo este tipo de desaguisados ,sus asesores deberán extremar el trabajo de ´comprobar ,corroborar y chequear cada información que llegue a su escritorio..
    Le quedo con la frase de Paul “pudo ser una trampa”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software