Debate Política Portada

La casa de todos

Últimamente se ha levantado un concepto, ” la casa de todos”, y se agrega, que la Convención Constituyente, que recibió la orden “de todos”, con inédita mayoría, debiera confeccionar la propuesta de la nueva Constitución sirviendo ese propósito, de fijar las reglas de un nuevo trato, para hacer de Chile una casa donde todos cohabitarían en armonía.

 

Terminado el borrador, incluso antes, mejor dicho, apenas aprobado los primeros artículos e incisos, o antes aún, cuando la discusión estaba en comisiones, la derecha a través de sus incontrarrestables medios de comunicación y de los propios convencionales, pusieron el grito en el cielo, denunciando que esta Convención se proponía imponer sus particulares puntos de vista, dejándolos afuera, ignorándolos.

Veamos, un borrador en que cada artículo o inciso es aprobado por 103, 120 , 115, 117,  o más convencionales de un total de 154, en que nadie como diversidad ideológica, política, u otra, puede aprobar por sí misma nada, en que nadie por sí sola puede vetar nada a su antojo paralizando la redacción en cada punto en disputa, en que necesariamente debe haber consenso, tolerancia, moderación, para presentar las iniciativas, en que debe haber mucha generosidad para ceder a veces, es justamente construir la casa de todos, es preguntarle a todos los habitantes de la casa llamada Chile, el cómo nos sentiríamos a gusto en esa hipotética casa.

Si consideramos la vieja Constitución, la del 80, en ella jamás se consultó a nadie el cómo se sentiría a gusto en esa casa ” de todos”, tampoco se le consultó a ese “todos” ni se hizo pensando en ” todos” como asegura erróneamente el presidente Lagos ( él insiste que la Constitución que se está reemplazando es la Constitución de Lagos, no la de Pinochet), y digo erróneamente porque el acuerdo que llegó él con la UDI y otros para hacer cambios en la constitución del 80 , es rigurosamente sólo lo que le permitió la oposición que era minoría pero manejaba el veto, en rigor, Lagos cambió lo que le permitió Pablo Longueira, se entendieron con él y sus asesores, de modo que nunca ha cambiado en esencia la vieja Constitución, ni menos ha existido en la realidad la casa de todos, nunca un pacto social que represente a todos, jamás en toda la Historia de Chile, y de aprobarse la propuesta de nueva Constitución, será la primera vez, que por lo menos en la letra, será la casa de todos, no el odioso espacio en que unos pocos imponen sus reglas exclusivistas, centralistas, clasistas, machistas, individualistas, racistas, autoritarias, anti indígenas, depredadoras del medio ambiente, etc. con el fin de perpetuar y reproducir sus privilegios y el acopio inédito de poder y riqueza que se ha ido incrementando siempre al alza desde que rompieron con el Estado de Derecho, gobernando a punta de decretos leyes hasta imponer a la fuerza la vieja Constitución que rige hasta nuestros días, y seguirá rigiendo si se rechaza la propuesta que es el fin que persiguen, porque de ganar el rechazo, además de ser una pena, automáticamente se aprueba y ahora se legitimaría la Constitución que impuso el dictador.

Advertisement

Por René Dintrans

 

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    Es indudable que Lagos y la Concertación se sintieron absolutamente representados con la “Constitución de 2005” como quisieron llamarla. La refrendación de aquella por Lagos y todos sus ministros; y especialmente el entusiasta y fervoroso discurso de Lagos del 17 de septiembre de ese año, constituyen elocuentes pruebas de aquello. Y, por si lo anterior fuese poco, agreguemos la cerrada defensa que hicieron de ella Lagos, Insulza, Escalona y Andrade; enojados cuando después del movimiento de 2011 surgió fuerte la reivindicación de Asamblea Constituyente.

    • Claro, Lagos se creyó su propio cuento, recuerdo haber visto “la Constitución de Lagos” a la entrada de ese sector de exposiciones de la Moneda, donde exponía sus artefactos Nicanor Parra por entonces. Ahí estaba con su firma sobre un pedestal, en primera plana, para ser contemplada.
      Dónde estará ahora me pregunto, en qué bodega fiscal, habrá un sitio físico para guardar esos monumentos?, no lo digo intentando una ironía, es de curiosidad, puesto que me llamó la atención y después se lo comenté a don Nicanor, le dije que esa Constitución estaba muy mal puesta ahí, me miró inquisitivamente y esbozó un gesto característico que tenía, debiera estar en su exposición como parte de sus artefactos le propuse muy seriamente, asintió, y reaccionó de inmediato como iluminado, de veras contestó, será parte de un proyecto de monumentos nacionales que estoy proyectando, tomó un sorbo de su taza de té y seguimos charlando, entre otras cosas, del “dedo de Lagos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software