Nacional

Pobladores de San Miguel protestan en el Municipio por un habitar digno y espacios comunitarios

Advertisement

El pasado martes 6 de septiembre, los pobladores organizados en la Junta de Vecinos Molineros y Panificadores de la Fuerza Pobladora de Chile decididos y con rabia dijeron basta. Con lienzos, carteles y megáfono en mano se trasladaron hacia la Municipalidad a exigir el término de los arreglos de la plaza de su población.

Este largo proceso para los vecinos se inició el año 2019, cuando la Junta de Vecinos en conjunto a la Municipalidad de San Miguel, acordaron un proyecto para mejorar la plaza de la población, que además es la única plaza del sector sur-poniente de la comuna. “La plaza quedará de primer nivel, no tendrá nada que envidiarle a las plazas de Las Condes” fue la promesa de las autoridades, promesa que rápidamente se esfumó.

El 16 de diciembre del 2021 comenzaron los trabajos en la plaza, los cuales terminarían en marzo del presente año. Tras el transcurso de los dos primeros meses, los pobladores notaron que los trabajos no avanzaban y decidieron organizarse para pedir explicaciones a la alcaldesa Érika Martínez, la que no apareció y mandó a funcionarios municipales a dar la cara, para, como siempre, inventar mil y una excusas y promesas. Como era de esperar, todos los acuerdos establecidos no se cumplieron. La constructora, que en ese entonces se encontraba avanzando en la primera etapa, no realizó el trabajo que le correspondía y se retiró sin pagar un solo peso, a pesar de todas las multas que tenía, las que además fueron condonadas por el Municipio.

Advertisement

Con la salida de la primera empresa, vino un tiempo muerto hasta que ingresó una nueva y retomó los trabajos, aunque de manera muy lenta. Actualmente, esta empresa amenaza con retirarse este mes si es que la Municipalidad no hace un nuevo contrato para asegurar el término de los arreglos.

Advertisement

 

Advertisement

Con todos estos antecedentes, y ya cansados de reuniones y promesas no cumplidas, los pobladores salieron a la Municipalidad a protestar y exigir lo que es justo: terminar con los trabajos prometidos y recuperar la plaza de la población. En esta línea, los dirigentes de la Junta de Vecinos denunciaron: “Mientras la alcaldesa se gastaba la plata en fiestas y campañas electorales, los pobladores sufrimos las consecuencias de tener la plaza cerrada desde hace 9 meses. Nuestros niños encerrados, nuestros abuelitos ya no están con nosotros y la inseguridad en el sector solo crece, dejándonos expuestos diariamente a que nos asalten mientras caminamos para tomar la micro o pasear por la población”.

Advertisement

La respuesta obligada por la presión de la protesta de los pobladores fue que el próximo martes 13 de septiembre se realizará un Concejo Municipal extraordinario para aprobar un nuevo contrato con la empresa para el término de los trabajos. Además, durante esa misma semana se comprometieron a firmar dicho contrato y antes de fin de mes dar reinicio a los trabajos finales.

No nos quedaremos más sentados en nuestras casas esperando que cumplan promesas vacías, esta vez estaremos presionando para que se cumplan los acuerdos y llegaremos hasta donde sea necesario para que nuestra plaza vuelva a ser el lugar de encuentro de todos los pobladores: niños, jóvenes, adultos y adultos mayores” añadieron desde la organización.

Advertisement

 

Advertisement

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software