Mariano Puga Concha, fue ante todo un militante de la causa de la liberación popular del pueblo chileno.

 

Formó parte de los religiosos, religiosas, sacerdotes y laicos católicos que se inscribieron y militaron activamente en los nuevos aires y impulsados por la Iglesia en el Concilio Vaticano II, en las Resoluciones de las Conferencias Episcopales de Medellín y Puebla, y desde las Comunidades Eclesiales de Base, en relación a los nuevos desafíos de lucha por la justicia emancipación y liberación de nuestros pueblos, en diálogo con los no creyentes, con racionalistas laicos y ateos.

Fue parte activa de la vasta corriente nuestro Americana de la Teología de la Liberación y de las comunidades cristianas populares, comprometidas desde la base de nuestras sociedades con los proyectos de lucha, de combate contra la explotación y la opresión por la liberación popular.

En la activa confluencia entre cristianos y marxistas, entre fuerzas populares, movimientos sociales y fuerzas revolucionarias anticapitalistas, anti colonialistas y antiimperialistas.

 

Fundador del Movimiento de los 80 curas y monjas por el socialismo y del movimiento Cristianos por el Socialismo apoyó y militó activamente en el proceso popular de la vía chilena al socialismo encabezada por la Unidad Popular y el Presidente Salvador Allende Gossens.

 

Sacerdote obrero, internacionalista y solidario convertido por el pueblo pobre y oprimido en lucha, (como muchas veces lo señaló) fue un activo y tenaz defensor de los derechos
del pueblo trabajador explotado y muy especialmente de los derechos humanos de las víctimas de la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet.

El mismo fue una de sus víctimas cuando estuvo prisionero y fue torturado en el centro clandestino de detención y de torturas de la siniestra DINA en Villa Grimaldi.

Fundador e integrante del Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo.

 

Editor junto a otros cristianos, curas y monjas en la clandestinidad de la revista de resistencia Policarpo, integrante y animador de la Comunidad Cristiana de Villa Francia en la Comuna de Estación Central y activo animador de la Coordinadora de Comunidades Cristianas en sectores Populares que organizaba anualmente los vías de Crucis Populares.

Advertisement

Mariano fue un activo militante en las organizaciones populares y de trabajadores, estimuló siempre el compromiso político y revolucionario de las y los cristianos en activa vinculación con fuerzas populares, socialistas y revolucionarias.

Fue coherente y consecuente con sus convicciones, viviendo con y desde el pueblo oprimido, denunciando y combatiendo el modelo neoliberal de capitalismo salvaje, impuesto por la dictadura militar, legitimado y profundizado durante la post dictadura hasta nuestros días, gracias al acomodo, subordinación y complicidad de los gobiernos de la coalición de la Concertación de Partidos por la Democracia en los sucesivos gobiernos de Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet.

 

En estos intensos meses de desobediencia e insurgencia popular del pueblo movilizado contra el modelo neoliberal y el gobierno derechista de Piñera, la voz de Mariano Puga se alzó nuevamente en defensa de la legitimidad y necesidad del alzamiento popular en contra de los poderosos y de las élites. Denunció a las fuerzas especiales de carabineros en su accionar represivo y criminal en contra del pueblo y exigió la libertad de l@s actuales presos políticos encarcelados por el régimen represor de Piñera.

 

El pueblo trabajador no olvidará a Mariano Puga, pues con su compromiso solidario, con su práctica cotidiana y con su lucha fue parte activa del pueblo, de su resistencia y de su nuevo despertar.

 

¡Mariano Puga Vive en la lucha por la emancipación y la liberación de los pueblos!

 

¡Mariano Puga vivirá en nuestras luchas por la liberación del pueblo trabajador!

 

Mariano Puga:
¡Cuando un revolucionario muere nunca muere!

 

 

Por Esteban Silva Cuadra

 

Advertisement
Síguenos:
error0
Tweet 20