Ecología Medio Ambiente Portada

Gobierno decide no firmar el acuerdo ambiental de Escazú y genera profundo malestar y decepción en ambientalistas

“Con la intervención en el Congreso del Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, y de la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, en donde han intentado explicar las razones por las que Chile no firmará el acuerdo de Escazú, se confirma que el gobierno del presidente Piñera ha engañado al país haciéndonos creer que los temas medio ambientales están en el centro de su agenda”, dijo este martes Matías Asun, director nacional de Greenpeace.

 

“Esto no es así y hoy ha quedado ratificado con la intervención del Canciller”, agregó Asun.  “El gobierno promovió y lideró el acuerdo de Escazú que hoy decide no firmar, el gobierno expuso el acuerdo de Escazú como argumento para conseguir la sede de la COP25. Bueno, resulta todo fue un engaño. Una publicidad engañosa que finalmente hoy se sincera. Sentimos la decepción de quien ha sido engañado por largo tiempo”.

 

Advertisement

Durante la tarde, la Comisión de Relaciones Exteriores, presidida por el diputado Jaime Naranjo (PS), se reunió para conocer la decisión y los fundamentos del Gobierno en relación a la suscripción del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, conocido como “Acuerdo de Escazú”.

A la sesión también fueron invitados los integrantes de la Comisión de Medio Ambiente, quienes escucharon la postura del Ejecutivo de parte del Canciller, Andrés Allamand, y de la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El ministro Allamand  señaló que, si bien el próximo 26 de septiembre culmina el plazo para la inscripción del Acuerdo, ello no significa que un país no pueda suscribirlo después, recalcando que hasta la fecha solo nueve países lo han firmado y se requiere once para que empiece a operar.

“Aquí no estamos ante ningún plazo fatal, ya que con posterioridad al 26 de septiembre cualquier país puede suscribirlo -Acuerdo de Escazú- y someterlo a ratificación”, afirmó el ministro de RR.EE.

Advertisement

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente junto al subsecretario de la cartera, explicaron que el Gobierno comparte los fundamentos del mencionado tratado, pero la redacción del mismo dejó ambiguos algunos artículos, lo cual genera reparo a su firma; puesto que además, no permite ningún tipo de reserva.

“En este sentido, se considera inconveniente la suscripción del Acuerdo de Escazú, atendida la ambigüedad y amplitud de sus términos, su eventual autoejecutabilidad y la obligatoriedad de sus normas que prevalecerían por sobre la legislación medioambiental interna, todo lo cual generará una creciente judicialización de los procedimientos ambientales”, sostuvo Carolina Schmidt.

Al respecto, los diputados de gobierno respaldaron la postura del Ejecutivo y recordaron a sus pares que es facultad del Presidente de la República el dar curso a este tipo de instrumentos internacionales.

Para los diputados de la oposición, en cambio, la argumentación entregada careció de fundamento, ya que Chile habría liderado la redacción del documento internacional y, al no suscribir Escazú, estaría desatendiendo las recomendaciones de la OCDE de avanzar en una mayor democracia ambiental.​

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *