Mundo

ONU: retorno forzado de ex detenidos de Guantánamo desde los Emiratos Árabes Unidos a Yemen es ilegal y pone en riesgo a sus vidas

Varios expertos en derechos humanos de la ONU[1] pidieron hoy a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) que detengan los planes para repatriar por la fuerza a 18 ciudadanos yemeníes que habían estado detenidos anteriormente en la bahía de Guantánamo, diciendo que su regreso forzado pone en riesgo sus vidas y viola el derecho internacional humanitario y de derechos humanos.

Los ex reclusos de Guantánamo fueron reasentados en los Emiratos Árabes Unidos desde noviembre de 2015 hasta enero de 2017 y, por razones humanitarias, según los informes, recibieron garantías de que pasarían de 6 a 12 meses en un “programa de rehabilitación residencial”, antes de ser liberados en la sociedad emiratí y reunidos con sus familias.

Al respecto de este “programa de rehabilitación residencial los expertos denunciaron que “estamos seriamente preocupados por el secreto que rodea en los términos y el modo de implementación de este programa de reasentamiento acordado entre los Emiratos Árabes Unidos y los Estados Unidos”.

Los expertos no tuvieron ninguna información al respecto de este “programa” de Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos, que, al parecer de ello, refleja más una detención arbitraria que a un programa de rehabilitación.

Advertisement

“Es preocupante que en lugar de someterse a un programa de rehabilitación, o ser liberados, estos hombres hayan sido sometidos a detención arbitraria continua en un lugar no revelado”, dijeron los expertos. “Ahora corren el riesgo de ser repatriados por la fuerza a su Yemen natal en medio de un conflicto armado en curso y una profunda crisis humanitaria”.

Al parecer, los 18 detenidos fueron obligados a firmar documentos que daban su consentimiento para su repatriación o, de lo contrario, permanecieron indefinidamente en detención emiratí.

“Este proceso de repatriación se está dando sin ningún tipo de garantías judiciales, ni examen y evaluación individual de riesgos, lo que viola flagrantemente la prohibición absoluta de no devolución bajo el derecho internacional humanitario y de derechos humanos”, dijeron los expertos.

Ningún Estado tiene derecho a expulsar, devolver o sacar a una persona de su territorio cuando existan “motivos fundados” para creer que la persona estaría en peligro de ser sometida a tortura en el Estado de destino.

Advertisement

“El conflicto armado en curso en Yemen, donde actores armados no estatales controlan partes del territorio y se reporta una crisis humanitaria, no permite la provisión ni el cumplimiento de garantías diplomáticas”, dijeron los expertos. “Las garantías diplomáticas, cuando se proporcionan, no eximen a los Estados de sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario, de derechos humanos y de los refugiados, en particular el principio de no devolución.

“Expresamos además nuestra alarma de que después de años de detención sin cargos ni juicio en la bahía de Guantánamo, los detenidos trasladados se enfrentan a más largos períodos de detención sin cargos ni juicio en los Emiratos Árabes Unidos, con contacto muy limitado con sus familias y sin representación legal, mientras están sometidos a malos tratos”, dijeron los expertos. “Parece que los detenidos reasentados se ven obligados sistemáticamente a regresar a sus países de origen donde, en la mayoría de los casos, pueden correr graves riesgos de tortura y malos tratos”.

“Exigimos además que las autoridades de los EAU revelen los términos del programa de reasentamiento, liberen inmediatamente a todos los ex detenidos en la Bahía de Guantánamo reasentados en los EAU y les permitan reunirse con sus familias”, concluyeron los expertos.

[1] El Sr. Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; Fionnuala Ní Aoláin, Relatora Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo; La Sra. Agnes Callamard, Relatora Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias; Leigh Toomey (Presidenta-Relatora), Elina Steinerte (Vicepresidenta), José Guevara Bermúdez, Sètondji Roland Adjovi y Seong-Phil Hong, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria.

Advertisement

 

Elena Rusca, en Ginebra

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *