Redes sociales y Medios

La digitalización acelerará la desigualdad y el monopolio será absoluto

En el campo tecnológico estamos viviendo uno de los momentos más importantes de nuestra historia, donde en los próximos años se definirá el futuro donde viviremos. La concentración económica, mezclada con el monopolio de las grandes empresas multinacionales digitales que hoy “gobiernan” nuestro mundo, empezará a crecer sin poder volver atrás.

Este grupo denominado el GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft), hoy concentra el poder absoluto sobre nosotros. No sólo podemos hablar de un conjunto de empresas que representan las cinco firmas más valiosas del mundo según Forbes, sino que, sin ellas, hoy no podríamos vivir y su poder se vio reflejado en los últimos días al callar al presidente de los Estados Unidos, coartándole la  libertad de expresión.

El viernes pasado, Twitter y Facebook cerraron la cuenta del presidente de USA, y cuando sus seguidores trataron de bajar otra aplicación (Parler), para no ser censurados, Amazon Web Service, sistema de servidores de Amazon donde estaba alojada la aplicación Parler, fue bajada por Amazon para impedir al presidente comunicarse por esta aplicación. Esto desata un precedente nunca antes visto y pone al descubierto el poder de esta red de empresas que hoy nos “gobiernan”.

Lo que hace tan poderosas a estas empresas es la concentración de usuarios, formándose un cuello de botella capaz de imponer sus reglas a todos. En un mundo normal de libre mercado, llegar primero es una ventaja considerable pero no decisiva, ya que cualquier competidor puede llegar con un producto mejor, de mejor oferta y quedarse con tu puesto. Online existe otra dinámica, y es que si tu círculo social se mueve en Facebook e Instagram, no hay necesidad de elegir otra red social. O en donde existe un gigante como Amazon que dentro de su oferta todos los productos habidos y por haber, ¿por qué comprar en otra web? y así suma y sigue.  Como Google, el buscador universal más usado, que provocó que el diccionario Oxford reconociera la palabra “googlear” como sinónimo de buscar información, o como Apple, que hoy en día no comercializa simples teléfonos, si no que vende Iphones.

Advertisement

Una de las personas más anónimas del grupo de los billonarios, inversor de estas empresas, Peter Thiel, Cofundador de Paypal, expone en su libro “De cero a uno”, las cuatro leyes para instaurar este monopolio; Tecnología propia, Economía de escala, Marca y el más poderoso, Efecto Red.

Estas marcas están actuando deliberadamente en bloque, el control es prácticamente absoluto, un grupo de billonarios controlando el mundo donde su lema por defecto consiste en tres palabra; VENDES, TE COPIO o MUERES. Varias empresas han tenido que sucumbir a estas tres opciones.

Un buen ejemplo para clarificar este proceso es Uber, y es que toda startup comienza con déficit, pero esta APP gasta dinero como ninguna otra empresa en toda la historia. Pierde millones de dólares trimestralmente desde hace años, con récords como el del segundo trimestre de 2019, cuando fueron 5.200 millones. Lo que no evita que los inversores le sigan inyectando capital y es que su valor no radica en la posibilidad de ganar el conflicto con los autos de transporte público particular, sino con su capacidad de monopolizar el transporte urbano. Uber hoy se mueve con  todo tipo de automóviles y repartos. Actualmente está probando vehículos autónomos e incluso voladores. Se nutre de una economía a escala, usa tecnología propia y ya es una marca reconocida. En el momento que alcance el “efecto red” en alguno de esos campos, habrá conseguido su objetivo.

Las empresas que buscan entrar en este selecto grupo, ya no se enfocan en la cantidad de ingresos que generan, sino en buscar el “efecto red”, el Santo Grial para perpetuarse en el poder, como cualquier dictador de un país. Es por esto que más temprano que tarde las leyes del mercado no podrán regularse y se hará imposible sostener una competencia justa, lo que provocará mayor desigualdad y un monopolio que sólo la política podrá solucionar. Siempre y cuando entiendan que estamos inmersos en un mundo que si no se llega a tiempo, no habrá marcha atrás.

Advertisement

Por Sebastián Jaramillo Bossi

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software