Economía

La deuda externa, una posibilidad para enfrentar la crisis

El incremento de la deuda externa del país es una posibilidad que está abierta como una herramienta posible de ser utilizada – por el presente o por el futuro gobierno – para efectos de salir de la crisis en que nos encontramos. Esa herramienta, sin embargo, es más tentadora hoy en día, por cuanto la tasa de interés que habría que pagar por esa deuda es relativamente baja – pues esas son la condiciones que imperan actualmente en el sistema financiero internacional – en cambio dentro de un año las condiciones pueden ser diferentes.

Toda familia sabe que, si se endeuda hoy día, puede consumir o gastar una suma mayor que el valor de sus ingresos presentes. Pero sabe también que eso implica que el día de mañana debe pagar lo adeudado, más los intereses, lo cual reducirá sus ingresos de ese entonces. Si sus ingresos de hoy y de mañana se visualizan que serán iguales, entonces lo único que se ha logrado con el proceso de endeudamiento es gastar hoy lo que se dejara de consumir mañana. Se corre el problema para adelante.

Pero si los ingresos de mañana serán mayores que los ingresos de hoy, entonces el proceso de endeudamiento tiene otra connotación, pues la deuda se pagará cuando los ingresos hayan aumentado, y dolerá menos el pago correspondiente. Más aún, se puede decir que la deuda de hoy se paga precisamente con ese incremento del ingreso que se alcanzará en el futuro. Por lo tanto, si hay la sospecha fundada de que los ingresos personales y nacionales aumentarán, es bueno endeudarse – siempre con mesura – pues la deuda de hoy se pagará con los mayores ingresos de mañana.

A todo lo anterior se suma el hecho de que en el futuro cercano – o lejano – es posible que el sistema tributario se modifique de modo tal que los sectores de altos ingresos terminen tributando más y, por lo tanto, el peso de la deuda de hoy terminará cayendo en mayor medida sobre los hombros de ellos. Por ello, si somos optimistas, podríamos endeudarnos en el presente – repetimos, siempre con  mesura – pues esa deuda se pagará en el futuro con el crecimiento personal y nacional del ingreso, y se pagará con un aporte mayor de los super ricos que existen hoy en día en el país. Incluso, si esa mayor tributación de los super ricos empieza cuanto antes, no solo contribuirá a que los pagos de mañana no caigan en alta medida sobre los hombros de los trabajadores, sino que ayudarán también a que el proceso de endeudamiento del presente sea menor.

Advertisement

Por ello, el mayor endeudamiento del presente o del próximo año, debe ser parte de un paquete de reformas económicas que incluya una mayor tributación de los sectores de altos ingresos, ya sea por la vía de eliminar exenciones, evasiones, y/o por la vía del pago de impuestos al patrimonio.

 

Por Sergio Arancibia

 

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Economista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software