Crónicas de un país anormal Latinoamérica

Argentina: Fernández contra Fernández

Las Paso – Primarias argentinas – se están convirtiendo en un barómetro que marca la derrota o el triunfo  de las dos combinaciones principales de la política argentina, dividida en el  Frente de Todos, que agrupa el kirchnerismo Vs. la derecha, cuyo líder fue Mauricio Macri, (anterior Presidente de ese país).

El año 2020 marcó el triunfo de Alberto Fernández y el Frente de Todos, que agrupaba a gran parte de las tendencias del peronismo. Este líder fue nombrado a dedo como candidato a la presidencia de Argentina por Cristina Fernández, quien dejó reservada para ella la vicepresidencia de la nación, con el objetivo, muy claro por cierto, de evitar los juicios en su contra.

Antes de ser candidato, Alberto Fernández había desempeñado el cargo de Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y, a continuación, de Cristina Fernández de Kirchner; más tarde, en el desempeño de este cargo, Fernández se enfrentó a la Presidenta, transformándose en el principal crítico del gobierno, pero ambos rivales llegaron a un acuerdo para unir el peronismo mediante las candidaturas de Alberto Fernández y Cristina Fernández como Presidente y Vicepresidenta, respectivamente.

El gobierno de la derecha, que sucedió a Cristina Fernández, lo presidió el empresario neoliberal, Mauricio Macri e integrado por el Partido PRO y el Partido Radical, llevó a cabo un gobierno desastroso: por ejemplo, el peso respecto al dólar se transformó en una moneda carente de todo valor; el Banco Central dejó al fisco argentino prácticamente sin reservas; la pobreza remontó al 50% y la inflación a más del 40%; en consecuencia, condenó a la clase media a la pobreza y a los pobres, al hambre y la miseria, hasta el punto de ver a la gente, en las calles de Buenos Aires, en busca de comida en los basureros.

Advertisement

El pacto de Fernández-Fernández en Las Paso fue confirmado en las elecciones: la fórmula peronista derrotó ampliamente a la derecha – apenas ganó en Córdoba y Mendoza -. El gobierno de la dupla Fernández logró la mayoría en el Senado y estuvo muy cerca de hacerlo en la Cámara de Diputados.

La llegada de la pandemia del Covid-19 está cambiando la situación de poder y económica en todos los países latinoamericanos, consecuentemente, también para el gobierno argentino actual. El Presidente argentino quiso atacar la peste con el cierre de fronteras y el confinamiento estricto de los ciudadanos, lo cual le ha sido fatal, no sólo para la economía, sino también para el apoyo que había tenido al comienzo de su gobierno, que ha devenido en un descontento, lo cual significó su derrota en Las Pasos recientes con miras a las elecciones parlamentarias.

Por otra parte, el gobierno peronista actual ha sido incapaz de superar las malas cifras, heredadas del gobierno de Macri: la inflación sigue en un 40% y la pobreza, de un 50%.

Con respecto al manejo de la pandemia, primero el Ministro de Salud, por ejemplo,  provocó en enorme escándalo al vacunar a los miembros del gobierno y a sus familias, cuando la prioridad se centraba en trabajadores de la salud y el sector más vulnerable de la sociedad. La vacuna Sputnik V, aplicada desde el comienzo de la inoculación,  no ha surtido el efecto esperado.

Advertisement

A pocos días de Las Pasos, (Primarias), la esposa del Presidente tuvo la mala idea de celebrar su cumpleaños incumpliendo el aforo reglamentario, celebrado en la casa presidencial de Olivos, provocando la indignación popular, ciudadanos que sí estaban obligados a un estricto control.

En Las Pasos, realizadas hace apenas unos días, en la Provincia de Buenos Aires, que siempre había sido ganada por el peronismo, esta vez lo fue por la derecha. El cuadro del resultado de la votación en las demás provincias, que antes era una especie de “camiseta Boca” (Juniors), ahora casi todas han pasado al Frente del Cambio, Partido de la derecha, incluso, el anarco-capitalista Javier Miley, logró el tercer lugar en las últimas Pasos, con un programa ultraneoliberal, (este personaje es similar a José Antonio Kast, candidato a la presidencia de Chile por la derecha fascista, conservadora y neoliberal, y a otros líderes de corte latinoamericano).

Se sabe que Cristina Fernández es una especie de fierecilla, “dueña de los votos”, y su desavenencia con el Presidente se vio claramente manifiesta en la televisión y, posteriormente, en una carta en  la cual deja mal parado al Presidente y a su equipo de gobierno. Al día siguiente de conocido el resultado de esta carta Alberto Fernández aceptó, dócilmente, el mando de su Vicepresidenta, al cambiar en la jefatura de Gabinete a Santiago Caffiero, y colocar al candidato de Cristiana Fernández.

En el mes de noviembre próximo se elegirán senadores y diputados, y de repetirse la derrota reciente, el senado dejaría de ser peronista, además, perdería la Cámara de Diputados. Está por verse,  si Mauricio Macri llega nuevamente a la presidencia de esa nación, es seguro que terminaría con la economía de ese importante y extenso país, que otrora ocupara los primeros lugares en el concierto mundial de países.

Advertisement

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

22/09/2021

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software