Nacional Portada

Ministerio de las Culturas encabeza primera sesión de la mesa interministerial para conmemorar 50 años del Golpe Militar

Advertisement

Coordinada por el Ministerio de las Culturas, esta mesa interministerial cuenta con representantes de 13 ministerios. El objetivo es preparar un plan estratégico y definir un cronograma de acciones para el próximo 11 de septiembre de 2023.

 

 

Advertisement

El Salón Montt Varas de La Moneda fue el escenario para la primera sesión de la mesa interministerial para la conmemoración de los 50 años del Golpe Militar, instancia coordinada por el Ministerio de las Culturas, La Artes y el Patrimonio y que reúne a representantes de 13 ministerios, con el fin de preparar un plan estratégico y definir un cronograma de acciones para este hito que se conmemorará el próximo 11 de septiembre del 2023.

Advertisement

El objetivo de relevar esta fecha radica en el compromiso del Gobierno y la necesidad de recordar la importancia del respeto a los derechos humanos, la memoria, la verdad, la justicia, la reparación integral y la garantía de no repetición de hechos como este.

Advertisement

En esta primera sesión, encabezada por la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Julieta Brodsky Hernández, contó con la presencia de las ministras y los ministros de la Secretaría General de Gobierno, la Secretaría General de la Presidencia, Educación, Bienes Nacionales, Desarrollo Social, Trabajo y Previsión Social, Energía y Deportes. Estuvieron, también, la subsecretaria de Derechos Humanos, Haydee Oberreuter; la subsecretaria de la Mujer y la Equidad de género, Luz Vidal; y delegados de Presidencia y de los ministerios de Relaciones Exteriores, Minería, Hacienda, Interior, Justicia y Defensa.

Advertisement

“Ha sido una instancia muy fructífera, que ha contado con la participación de nueve ministros y ministras, de dos subsecretarias, y de varios delegados y delegadas de distintos ministerios que participarán en esta mesa de coordinación”, dijo la ministra de las Culturas, Julieta Brodsky, quien además enfatizó en la relevancia de asumir este rol desde las culturas. “Estamos muy contentas de que como ministerio nos toque coordinar este proceso. Es un gran desafío, pero también creemos que es una gran oportunidad para poder mostrar otra cara de lo que ha sido nuestra historia reciente, por lo mismo es muy pertinente hacerlo desde las culturas. La conformación de esta mesa muestra el compromiso real que tiene este gobierno con los derechos humanos, con la memoria, la justicia, la verdad y las garantías de no repetición. Estaremos trabajando intensamente en este proceso para tener el próximo, desde todos los ministerios y desde todo el gobierno, actividades, hitos y acciones que sean importantes y que estén acordes también a la situación actual de nuestro país”, dijo la ministra.

El énfasis de esta conmemoración estará puesto en el respeto por los derechos humanos y las memorias colectivas, y será promovido desde las prácticas culturales, las diversas disciplinas y creaciones artísticas, y los patrimonios de los pueblos.

Advertisement

Para una mejor coordinación, se creará una Secretaría Ejecutiva que se hará cargo de la articulación y gestión de los equipos de trabajo, que estará bajo el alero del Ministerio de las Culturas. El trabajo se abordará desde dos dimensiones; una interministerial y otra intraministerial, que dialogarán de forma sistemática, planificada y estratégica para diseñar, planificar y ejecutar las acciones e iniciativas correspondientes a esta conmemoración. Esta Secretaría Ejecutiva tiene la misión de generar un cronograma y una agenda de actividades, en la cual todos los ministerios darán cuenta de sus actividades y acentos; además de articular el relato común que será transversal al trabajo de todas estas carteras. Establecerá, también, una coordinación con las organizaciones de la sociedad civil que estén desarrollando actividades enmarcadas en esta conmemoración.

Advertisement

El horizonte de trabajo de esta mesa interministerial es el próximo 11 de septiembre del 2023, fecha en que se cumplen 50 años del Golpe Militar perpetrado por la Fuerzas Armadas de Chile al gobierno de Salvador Allende. Liderado por el vicealmirante de la Armada, José Toribio Merino; el comandante de la Fuerza Aérea, Gustavo Leigh y el comandante en jefe del Ejército, Augusto Pinochet, trajo consigo una dictadura militar que se extendió por 17 años hasta 1989, en la que se asesinó e hizo a desaparecer más de 3 mil personas y torturó a cerca de 40 mil, según el segundo informe de la Comisión Valech.

Advertisement

 

*Crédito de las imágenes: Mario Ruiz

Advertisement
Advertisement

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    Con la concentración de los grandes medios de comunicación en manos de la derecha económica tributaria del golpe y de la dictadura, será imposible que Chile pueda efectuar una verdadera conmemoración de la tragedia.

  2. Felipe+Portales says:

    Y más todavía cuando ¡toda la obra económico-social de la dictadura continúa vigente!: AFP, Isapres, Plan Laboral, desnacionalización de gran minería del cobre (70%), LOCE-LGE, universidades privadas con fines de lucro, irrelevancia de sindicatos, juntas de vecinos y demás organizaciones populares, privatizaciones de servicios públicos, sistema tributario que permite la “elusión” de los más ricos, viviendas sociales indignas, corrupción, integración subordinada al mercado mundial, gigantesca desigualdad en la distribución del ingreso, etc. etc.

  3. Felipe+Portales says:

    ¡Y se conserva la misma Ley Orgánica Constitucional de las FF. AA. que dejó Pinochet y que le concede virtual autonomía a nuestras instituciones armadas, además de enormes privilegios!…

  4. Tiene razón Felipe+Portales. Es más! Si las cosas siguen tal cual como estan ahora; no va hacer conmemoración,si no ,que la clase política toda, y sus patrones van a Celebrar el Golpe de Estado!?!

  5. Felipe+Portales says:

    ¡No se dan cuenta nuestros gobernantes que sería una verdadera locura! ¡Sería como si España conmemorase el 18 de julio! ¡O Alemania el 30 de enero! ¡O Italia el 27 de octubre! Ya fuimos la vergüenza record mundial al defender internacional y nacionalmente la impunidad de Pinochet; como para ahora llegar a esto. En un país normal (¡qué lejos estamos de serlo!) si algo, sería un día de tremendo duelo nacional, no de “conmemoración”…

  6. Felipe+Portales says:

    Lo que tendría pleno sentido es que el Gobierno hiciera tomar conciencia a la sociedad chilena que el conjunto de la obra económica, social y cultural de la dictadura instaurada el 11 de septiembre de 1973 ¡está todavía plenamente vigente en la sociedad chilena, para vergüenza de todos nosotros! Y que, por lo tanto, desde un punto de vista democrático se hace más que necesario y urgente sustituirla completamente.

  7. Margarita Labarca Goddard says:

    El 11 de septiembre debe declararse día de duelo nacional y no perseguir a quienes salgan a recordar. No debe haber ni un carabinero en la calle.
    La ministra de cultura dice que esta “es una gran oportunidad para poder mostrar otra cara de lo que ha sido nuestra historia reciente”. ¿Qué otra cara? El 11 de septiembre tiene una sola cara: la traición, la verguenza, el horror, la tortura y la muerte.
    ¿Acaso piensan poner a gente bailando cuenca y a muchas personas aplaudiendo?
    Esta no es una fecha para conmemorar, es una fecha para lamentar y llorar a los caídos, comenzando por nuestro presidente mártir, compañero Salvador Allende.
    Se deberían haber establecido desde ya, premios al mejor libro, al mejor reportaje, a los mejores recuerdos, a la mejor crónicas sobre las medidas sociales y económicas del gobierno de la Unidad Popular.
    Transmitir por cadena nacional las películas “La Batalla de Chile”, de Patricio Guzmán, que son tres. Ojalá la señora Brosdky las conozca. Y también transmisión por cadena nacional, de himnos de la unidad popular, de himnos fúnebres y quizás del himno a la Alegría, que cantaban los presos en los campos de concentración. Esa sí que sería una tarea para la cultura.
    Nada de discursos del presidente de la República, que no es fecha para que se luzca un señor que nada tuvo que ver en esos hechos.
    Dar a conocer que cuando la señora Tencha llegó a México después del golpe y de la muerte del compañero Allende, el entonces presidente de México ordenó que todo su ministerio, encabezado por él mismo, fuera a esperarla al aeropuerto con traje negro, y así fue.
    Invitaciones y entrevistas especiales a los descendientes de Salvador Allende, en especial al compañero Pablo Sepúlveda Allende, digno sucesor de su abuelo.
    En materia de derechos humanos, que tanto preocupan a este gobierno, se deberían transmitir testimonios de mujeres y hombres sobrevivientes a las torturas aplicadas por la dictadura. En fin, dar a conocer todo lo que hacía la dictadura, los muertos, los torturados, los exiliados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software