Opinión Política Portada

Chahuán, Schalper y el silencio de los corruptos

Advertisement

Pablo Escobar Gaviria fue diputado del parlamento en Colombia.

Ya era un reconocido narcotraficante y en un estrambótico contubernio entre dinero y política digno de alguna página sacada en Cien años de Soledad, logró que miles de ciudadanos lo eligieran como miembro en uno de los poderes del Estado de Colombia para que presentara proyectos de ley y también votara.

Es muy común que mentirosos, ladrones, traficantes y asesinos lleguen a ser parte de los parlamentos. Todos evidentemente esconden su pasado en muchos casos peligrosos para toda la sociedad. Todos representan algún sector político.

Advertisement

Hace algunos meses por ejemplo en el país que más enarbola la democracia, la libertad como es Estados Unidos y que en nombre de ella ha invadido países, generando golpes de Estado y mantiene por décadas embargos económicos, también existen personajes que sin el más absoluto pudor mienten para instalarse en los altares de la política norteamericana.

Advertisement
Advertisement

Se llama George Santos, militante del partido republicano. Un mentiroso empedernido que traicionó la fe pública. Manifestó que había trabajado en dos bancos de Wall Street, entidades bancarias que lo desmintieron y expresaron no conocerlo. Reconoció que nunca había asistido a una universidad.

Advertisement

Alberto Espina, ministro del gobierno de Piñera y que fue ungido en el ministerio de defensa nacional copió en su tesis de grado para graduarse de abogado. Un falsificador. Actualmente es miembro del Consejo de Defensa del Estado y comparte poltrona con un tal Letelier (UDI) que está siendo investigado por boletas y facturas falsas, evidentemente instalado por Sebastián Piñera.

Advertisement

Francisco Chahuán senador de la república que se hiciera conocido por una intervención muy precaria al manifestar que se levantaría un gobierno en las sombras para cautelar la libertad y los derechos de todos los chilenos, luego de la justa victoria de Gabriel, anda vendiendo guitarras desafinadas. Todo un esperpento.

Los líderes de aquel sector de la derecha que sostienen banderas de pureza, lo pulcro, la transparencia y que predican normas de irreprochable conducta anterior, guardan silencio frente a sus corruptos. Los desastres y delitos financieros en las comunas más pudientes del país le quitan el piso al sentido de confesión que no es ni tanto.

Advertisement

Hay un caso muy grave en Renovación Nacional.

Advertisement

Rosauro Martínez Labbé fue diputado de la república por Renovación Nacional. Se paseó ufano por los lustrosos pasillos del congreso y nadie en esos tiempos tuvo la valentía para encararlo conociendo su pasado militar y que no ha sido el único.

Advertisement

Ex militar encontró su nicho político entre los civiles cómplices de la dictadura militar. El ministro en visita Alvaro Mesa para causas por violaciones a los Derechos Humanos decidió someterlo a proceso mientras ostentaba el rango de capitán. No actuaba sólo, junto a él también otro compañero de armas llamado Conrado García Giaier y también con ellos el cabo Julio Araki Tepano y Paulino Flores Rivas por crímenes ocurridos en 1981 específicamente en la localidad de Neltume.

Se trata de homicidios calificados en carácter de consumados.

Advertisement
Advertisement

Los asesinados eran militantes del MIR, no tuvieron un juicio justo, no había Estado de Derecho en Chile. Los tribunales acataban lo que el alto mando militar ordenaba y la justicia militar tenía los ojos bien abiertos.

Y estos son sus nombres para recordarlos.

Rodrigo Obregón, Patricio Calfuquir, Prospero Guzmán, Pedro Yáñez, Miguel Cabrera, Julio Cesar Riffo, Juan Ojeda Aguayo, René Bravo Aguilera, José Monsalve Sandoval, Prospero Guzmán Soto, todos del destacamento guerrillero Toqui Lautaro.

Advertisement
Advertisement

Muy lento trabaja la justicia, eso posibilita que la impunidad se arraigue entre la memoria y el negacionismo. Así transita la derecha junto a sus lanceros, así los amparan sus partidos y sus pequeños líderes, esos hombres chiquititos condenados a llegar a ninguna parte. RN el segundo partido político con más militantes corruptos siendo investigados por delitos todos ellos relacionados con dineros fiscales. El primer lugar lo mantiene la UDI.

Advertisement

Hoy Chahuán y Schalper cuestionando a un gobierno elegido democráticamente y que haciendo uso de su prerrogativa concede indultos, es una rabieta digna de un púber. Una pareja de mentirosos, amantes de las noticias falsas.

Tiene razón la ciudadanía cuando se manifiesta afirmando que el parlamento es lo menos creíble en los tiempos actuales por su nivel de deterioro.

Advertisement

Entonces millones se encuentran viendo una película donde sus malos y precarios actores son los que resolverán el asunto de una nueva Constitución para intentar superar la espuria de los ochenta bajo dictadura con los guzmanianos enardecidos.

Si llueve fuego en Santiago será la derecha y todos que no lo vieron venir a los responsables. Entonces sin duda alguna no habrá un 15 de noviembre, se hará el mes corrido sencillamente.

Advertisement
Advertisement

Creerles o no creerles es la cuestión.

Advertisement

En el duro oficio de trabajar para construir la memoria se escribe una vez más la derecha quien debe responder en los tribunales por los delitos cometidos. Los dirigentes de aquellos partidos guardan silencio y vociferan en tercera persona.

Si Pablo Escobar Gaviria llegó a ser diputado en Colombia también lo fue Rosauro Martínez en Chile con el timbre de RN.

 

Advertisement
Advertisement

Por Pablo Varas

Advertisement

 

 

Advertisement

 

Advertisement

 

 

Advertisement
Advertisement

 

 

Advertisement

 

Advertisement

 

 

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor

Related Posts

  1. Jaime Iturra says:

    “Valiente capitán del ejército chileno “ y los honorables los mejores pagados del planeta tierra, cuando no se dan ni por aludidos para bajarse sus millonarias dietas, mientras millones de compatriotas sobreviven con bajos salarios…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software