Política

El acuerdo constituyente de la clase política se cae a pedazos: Andrés Allamand, el dinamitero

Las dudas sobre el acuerdo por la paz y una nueva constitución aumentan, por una controversia entre los propios firmantes de ese entendimiento rechazado por partidos de oposición y el movimiento social.

 
La chispa la encendió Andrés Allamand, senador de Renovación Nacional, quien en declaraciones a los medios se refirió al polémico tema del quórum de dos tercios, rechazado por quienes decidieron no sumarse al acuerdo

Allamand aseguró que con esa proporción se busca que los constituyentes estén obligados a ponerse de acuerdo en todos los puntos y que ello no implica que los temas donde no se alcance consenso puedan ser tramitados como leyes por separado, como plantean algunos analistas y los partidos de oposición que firmaron el acuerdo.

 
Además expresó que el texto completo del proyecto de nueva constitución debe ser aprobado por los dos tercios de la convención encargada de la redacción de la carta fundamental.

Para calentar más la controversia, dejó caer que si no se alcanzan los dos tercios para ninguna de las normas fracasa la convención, con lo cual no habría plebiscito de ratificación y entonces tampoco habría nueva Constitución, y por lo tanto, seguiría rigiendo la Constitución vigente.

Esto quiere decir que continuaría vigente la constitución impuesta en la época de la dictadura de Augusto Pinochet, precisamente la que millones de chilenos piden que desaparezca por ser la base sobre la que se sustenta el repudiado modelo social y político vigente.

Uno de los primeros en salir al paso fue Jaime Quintana, presidente del Senado, quien acusó a Allamand de desestabilizar el acuerdo y echarlo por tierra y añadió que ‘no se da cuenta que está desestabilizando un Gobierno que está extremadamente débil’.

Asimismo insistió en que ‘el texto final de la nueva Constitución debe ser refrendado por la ciudadanía en plebiscito de salida’, y no por la Convención.

El presidente del Partido Socialista, Alvaro Elizalde, señaló que si Allamand quiere mantener la Constitución del 80, que llame a votar por el no en el plebiscito y deje de buscar resquicios para imponer las posiciones de la derecha.

El diputado del Partido Liberal Vlado Mirosevic consideró que ‘toda la oposición tiene que defender con fuerza el cumplimiento del plebiscito constitucional en los términos acordados, y criticó a los que ?dijo- quieren boicotear el acuerdo y mantener la Constitución de Pinochet.

En el Partido Comunista, que no se sumó al acuerdo precisamente por no estar de acuerdo en la llamada letra chica, la diputada Karol Cariola insistió en que desde un principio esa colectividad consideró que el proceso Constituyente debía ser transparente y con el movimiento social.

Y puntualizó que con las declaraciones de Allamand, las fuerzas de la derecha dejaron claro que su propósito es hacer trampa.

Más contemporizador, el presidente del Partido por la Democracia, Heraldo Muñoz, señaló que ‘lo que realmente importa es llegar a un acuerdo que permita tener una nueva Constitución en democracia, y que nos identifique a todos’ y restó importancia a lo expresado por el senador derechista, aunque las alarmas ya están encendidas.

En tanto, desde el gobierno, que vio con aquiescencia las tratativas entre los partidos oficialistas y parte de la oposición, la vocera Karla Rubilar dijo esperar que en el Congreso ‘sean capaces de ponerse de acuerdo’ para zanjar estos temas.

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. juan rulfo castillo says:

    ESTE CARA DE PERRO VIEJO , QUE SE JUNTO CON LA DIENTE DE CABALLO CUBILLOS , Y JUNTO A LA BOTO TA ( RUBILAR ) , SIGUEN MINTIENDO AL PAÍS , CREEN QUE ESTAMOS EN ÉPOCA DE DICTADURA…..ESO YA PASO…

  2. Sergio Bustamante says:

    Como es su escencia traidora y oportunista, la DemcraCIA Cristiana busca un acomodo que le permita seguir enganando a sus militantes dandole respiro y apoyo a la maldita Derecha Pinochetista. La traicion y el engano les llevara a la tumba de la Historia.

  3. Cuando pensaron que a la Deré le habían doblado la mano , empiezan las hienas a “ladrar” envalentonados con el autogolpe piñera-pacos , bolivia y el funesto uruguayo Almagro en la USA-OEA.Los empresarios-varios no van a soltar el Chile del cual se han adueñado porque todavía tienen la reserva de los delincuentes militares que guardan silencio mientras observan el caos en su “parcela”.Si no hay cambios , ahora , importantes en lo social y no se garantiza una “asamblea constituyente” con el 100% de los participantes elegidos por la ciudadanía , no se habrá avanzado gran cosa.

  4. Hernán Montecinos says:

    Yo no se si el Frente Amplio es ingenuo o masoquista. La cuestión, para muchos, desde el lado de afuera, que seguimos atentamente todo el desarrollo del proceso en su detalle, dijimos que ese acuerdo era un absurdo, que no se escribía en una hoja en blanco, como pretendieron hacernos creer, porque con los 2/3 del punto 6 que aceptaron, quiere decir que esa hoja ya viene escrita, en su parte más sustantiva, por Jaime Guzmán quien desde su tumba se solaza ante ese veto suyo que nos heredó como artífice de la Constitución del 80, y que en ese espurio acuerdo el F.A hizo suyo.

    Eso de ir artículo por artículo con la imposición de aprobar cada uno de ellos por los 2/3 sólo podrá darse en los artículos que van a formar parte de las leyes generales, pero no para aquellas leyes especiales, los que son atingentes directos con los que afectan el modelo.

    Cualquiera sea la gárgara que el Frente Amplio haga para justificarse de la chambonada en que se metió, de nada van a servir, porque la derecha desde el inicio con ese acuerdo, tempranamente, no sólo le metió el dedo en el ojo a toda la oposición, sino también, se lo metió por sus traseros. Así de simple.

    El Frente Amplio imgenuo al fin, cual primogénito cachorro, parece no conocer a la derecha de Chile, que es ideológicamente la más dura, si la comparamos con las derechas de los demás países del mundo, reconocida como la más fundamentalista del mundo.

    En esta realidad ideológica de la derecha, quiere decir que el día del Lolly van a aceptar, así como así, que un guarismo inferior a los 2/3 le vengan a atacar el corazón del modelo.

    Al final, el Frente Amplio, quedó preso en su propia trampa, demasiados apresurados en tomar una decisión de tal calibre, apremiados por pasar a la historia a esa ilusión que nos quieren naturalizar y que lleva por pomposo título, “Acuerdo por la paz y la Nueva Constitución”.

    A decir verdad, un nuevo gran fallo, igual que esa ilusión que nos vendieron con eso de “La alegría ya viene?.¿Se acuerdan? Pero de resultas que esa alegría nunca llegó, porque en esa oportunidad la Concertación se dio el abrazo del oso con el modelo transformándose en su guardíán, y peor que eso, consolidó más aún ese modelo, y para más peor aún, lo profundizó más todavía, transformando a nuestro país en donde se aplica el modelo neoliberal en su forma más fundamentalista en el mundo.

    ¿Dónde la vieron?
    Es que su ingenuidad nos da vergüenza ajena por el ridículo político que están protagonizando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software