Latinoamérica Trabajo

“Terrorismo laboral” de las poderosas empresas del sistema agroalimentario colombiano: la respuesta de Sinaltrainal

Apoyados por Sinaltrainal, los trabajadores del Grupo Nutresa, encargados de la venta de estos alimentos, realizaron una huelga de hambre que duró alrededor de un mes en las instalaciones de Cúcuta, Norte de Santander, para rechazar los despidos injustificados de trabajadores y la precarización de sus condiciones laborales. Analizamos, con la ayuda del secretario general de Sinaltrainal, Javier Correa, los desafíos de este sector y de sus trabajadores.

Escándalo Nutresa: Terrorismo laboral

El día 4 de agosto, en la ciudad de Cúcuta, varios trabajadores de Nutresa, entre ellos, el dirigente sindical William Peñaranda, se declararon en huelga de hambre frente a las instalaciones de las empresas. Se instaló una carpa para acoger a los trabajadores en huelga. En los días que siguieron, otros trabajadores empezaron le misma huelga de hambre frente a otras instalaciones de la empresa Nutresa.

Nutresa es una de las empresas más poderosas en Colombia. El Grupo Nutresa S.A. es la empresa líder en alimentos procesados en Colombia y uno de los jugadores más relevantes del sector en América Latina. Fundada en 1920, cuenta en la actualidad con cerca de 46.000 colaboradores y opera a través de ocho unidades de negocio: Cárnicos, Galletas, Chocolates, Tresmontes Lucchetti -TMLUC-, Cafés, Alimentos al Consumidor, Helados y Pastas.

Advertisement

Nutresa tuvo un incremento de sus utilidades en el medio de la pandemia.

Hace más de un mes, la empresa notificó al dirigente sindical William Peñaranda de no renovar su contrato de trabajo, aunque se necesite autorización al Juez de la República para despedirlo sin justas causas.

Al principio de la huelga de hambre, la esposa de uno de los trabajadores, Oscar Mesa, presidente de Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario (Sinaltrainal) en la ciudad de Cúcuta, fue cercada y amenazada de muerte si esta huelga no acababa. Después, las amenazas aumentaron desproporcionadamente. Varios trabajadores fueron despedidos. Obligaron a uno de los huelguista a trabajar en silla de rueda e intravenosa. Una verdadera política de terror hacia los trabajadores que apoyaban a los huelguistas.

Advertisement

Otra forma de amenaza fue crear escolta a los funcionarios para afirmar que los trabajadores los estaban agrediendo y que eran ellos las víctimas.

 

carta al alcalde

“Actualmente en Colombia hay una situación de desempleo terrible que se ha agravado con el covid-19. Con todos los decretos que ha sacado el gobierno al respecto, Nutresa pretende despedir sus actuales trabajadores con contrato fijo para elegir nuevos trabajadores. Eso para recibir subsidios para los nuevos trabajadores que contrate a la hora, sin tener obligación de conceder a estos últimos los reconocimientos de pago de horas extras, dominicales y otros derechos laborales básicos”, denuncia Javier Correa, secretario general de Sinaltrainal.

El día que iniciaron la protesta un pliego de 12 puntos que abarca la problemática laboral en Nutresa fue presentado ante la empresa. Los puntos enuncian la inestabilidad laboral e intensificación de la tercerización; despidos masivos y apertura de procesos disciplinarios a trabajadores sindicalizados y otras violaciones al derecho de asociación y la autonomía sindical, lo que los sindicatos califican como «Terrorismo laboral».

Advertisement

El 3 de septiembre se termina la huelga de hambre.

Los sindicatos lograron un acuerdo con Nutresa, evitando el despido de los trabajadores contratados a término fijo, y queda abierto el camino para el reintegro de William Peñaranda, hospitalizado en el mientras de la huelga debido a su grave estado de salud.

La lucha sigue, para que el pliego de peticiones sea aceptado, y los trabajadores puedan beneficiar de sus derechos básicos.

 

Advertisement

Una historia que se repite

La historia de los trabajadores de Nutresa no cuenta el primer conflicto entre los sindicatos y esta empresa.

El año pasado, a principio del mes de febrero 2021, la Comercial Nutresa, una de las empresas fachada de propiedad del Grupo Nutresa, en contubernio con la justicia colombiana, mediante fallo del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cúcuta, se han parcializado autorizando el levantamiento de fuero sindical y en efecto el despido del Dirigente Nacional de Sinaltrainal Marco Antonio Jauregui Lopez,  por defender los derechos de los obreros al interior de las empresas del Grupo Nutresa, convirtiéndolo en “víctima de la represión aplicada por los testaferros que fungen como administradores de Comercial Nutresa y le ha tocado soportar amenazas de muerte por su condición de dirigente sindical”, denuncia el sindicato Sinaltrainal.

“Los trabajadores al servicio de Comercial Nutresa han sido víctimas de conductas aberrantes por parte de los administradores en cada una de las sedes y distritos en donde opera este conglomerado; no más por recordar algunas de estas conductas, tenemos la tortura y posterior despido de tres trabajadores en la ciudad de Cúcuta, la exposición a riesgo de muerte a la que fueron sometidos por parte de los jefes de Cúcuta los trabajadores sindicalizados que cubrían la ruta del Catatumbo, que una vez recibieron amenazas, nada le importó a estos jefes, así mismo el despido injustificado de compañeros que ostentan el cargo de directivos sindicales amparados por la garantía legal del fuero sindical, sumado a lo anterior la estigmatización que nos hacen directivos de la empresa, en especial el señor Jhon Jairo Toloza Diaz, inquisidor de los trabajadores en Comercial Nutresa, al decirnos “guerrilleros por eso es que los matan”, agrediendo y causando lesiones a un dirigente nacional de Sinaltrainal cuando nos encontrábamos frente a las instalaciones de la empresa en  Cúcuta protestando contra el llamado a descargos de Oscar Mesa, Marco Jauregui y otros trabajadores afiliados a Sinaltrainal”, sigue denunciando Sinaltrainal.

Advertisement

 

¿Quiénes son Sinaltrainal, el Sindicato de Trabajadores del Sistema Agroalimentario?

Javier Correa, secretario general de Sinaltrainal, nos contesta.

Sinaltrainal es el Sindicato de Trabajadores del Sistema Agroalimentario que tiene afiliados y afiliadas en 53 empresas multinacionales y conglomerados nacionales, con 3800 afiliados y afiliadas, tiene 32 seccionales. Las empresas que enfrentamos son Grupo Nutresa, empresa del grupo Nestlé, empresa del Grupo Coca Cola, Colombina, Ingredion, Sodexo, Compass Group, Unilever, entre otras.

Advertisement

El hecho de afiliar trabajadores tercerizados es una de las preocupaciones de las empresas porque sabe que por esa vía extermina el sindicato y los derechos que están acordados en los convenios colectivos que luchamos para que tengan contrato directo e indefinido. Los y las afiliadas a Sinaltrainal luchamos por los derechos de los trabajadores pero nuestro objetivo principal es lograr el poder político para los trabajadores, campesinos, estudiantes, indígenas y todos los excluidos y para los trabajadores luchamos por el estatuto democrático del trabajo.

 

¿Quién es la empresa Nutresa y que representa en la economía colombiana?

Nutresa es uno de los grupos más poderosos de Colombia, obtiene más de 11 billones de pesos generados por los trabajadores al año. Nutresa es el Holding de las empresas de alimentos del Grupo Empresarial Antioqueño que tiene bancos, aseguradoras de riesgos, cemento, logística entre otras. Con la huelga de hambre de los trabajadores al servicio de Nutresa logramos crear conciencia sobre la política antiobrera del grupo y la necesidad de despertar y fortalecer la lucha que apenas inicia

Advertisement

 

¿Cuál es la situación de los trabajadores colombianos hoy? ¿Cuáles desafíos para luchar en contra de la situación precaria laboral?

La situación es de desempleo que supera el 20%, pobreza para más de 22 millones, Tercerizados, precarizados, la informalidad supera el 78% de despidos permanentes, violación de los derechos de asociación y negociación, amenazados, perseguidos.

La alternativa que constatamos es de construir grandes sindicatos, retomar la movilización en las fábricas y las calles, pero desafortunadamente todo depende de lograr un cambio de gobierno del pueblo para sacar a la oligarquía del poder y lo primero es la lucha por una apertura democrática.

Advertisement

 

Elena Rusca, Ginebra, 15.09.2021

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software